Image Alt

Seea Media Business

Emprendedores de Latam ‘sufren’ para obtener financiamiento

Jackie Carmel le gusta Latinoamérica. Ha pisado este territorio en múltiples ocasiones, sobre todo desde hace cinco años, cuando dejó su empleo en Google, donde era encargada de Alianzas Estratégicas, para asumir un rol que la acercaría más, sin pretenderlo, a esta región, sobre todo, con los emprendedores.

Carmel aceptó convertirse en la directora de Catalyst, el fondo dedicado a invertir en startups que la aceleradora estadounidense Endeavor creó en 2012, y que, desde un principio, enfocó su atención en Latinoamérica (Latam).

Desde esta plataforma, Endeavor ha invertido en emprendimientos en los cinco continentes, pero Latam ha tenido un peso más relevante. Así lo indican los números.ADVERTISING

Desde que comenzó a operar, hace siete años, tiempo en el que han levantado 330 millones de dólares (mdd) para su funcionamiento, la compañía ha destinado 55 de sus 100 inversiones a América Latina; emprendimientos de Brasil, Argentina y México han sido los más beneficiados.

La relación estrecha con Latam les ha permitido observar la evolución del emprendimiento en la región, y, por ejemplo, ubicar las oportunidades de inversión que tienen las compañías nacientes, dice Carmel en entrevista.

Pero, advierte que, si bien la zona ha avanzado de forma constante, con proyectos que suenan ya en otras partes del mundo y un ecosistema sustentable, aún tiene mucho trecho por caminar.

“Latinoamérica registra un avance notorio y ha sido capaz de crear historias de éxito que están haciendo que el mundo voltee hacia acá. Pienso, obviamente, en casos como Rappi, Nubank, Clip o Kavak; sin embargo, aún está lejos de explotar todo su potencial”, observa.

Inversionistas-casa-emprendedores

Desde su perspectiva, la aparición de estas compañías es sinónimo de que en América Latina se han ido estableciendo estructuras capaces de soportar el nacimiento y crecimiento de compañías.

“En países como México se ha desarrollado un entorno favorable para el emprendimiento, que involucra distintos componentes importantes, desde universidades hasta aceleradoras, lo que ha generado un punto de quiebre favorable”, señala.

El capital pendiente

Este avance ha sido patente en prácticamente todos los países de Latam. Sin embargo, aún existen barreras por trabajar; la principal es la relacionada con el capital de inversión que buscan los emprendedores para escalar sus proyectos.

Cierto es que, en los últimos años, se ha avanzado en el financiamiento a empresas en etapas tempranas, en lo que se conoce como capital semilla, inversiones que normalmente no superan los 100,000 dólares. Pero aún hay mucho por hacer en cuanto a las etapas posteriores.

“Vemos que los emprendedores están enfrentando pocos problemas en rondas de inversión seed [semilla], un espacio en el que ya tenemos actores participando; pero, más adelante, en las rondas A y B [superiores al millón de dólares] aún son pocas las alternativas existentes para conseguir dinero”, señala Carmel.

Para atender la situación, los emprendedores latinos han optado por buscar inversión más allá de sus fronteras, principalmente en Silicon Valley (Estados Unidos) y Londres (Reino Unido), desde donde han traído capital.

Inversionistas-casa-emprendedores

Este hecho, aunado al desarrollo alcanzado por el ecosistema, ha llamado la atención de fondos que están ayudando a solventar la situación, como el creado por Softbank, mismo que arribó a Latinoamérica con 5,000 mdd para invertir.

No obstante, ni con todo este esfuerzo, ni los intentos de los emprendedores fuera de la región, ni con la llegada de nuevas aceleradoras e inversionistas, ha sido suficiente para cobijar a los emprendedores latinoamericanos.

Así lo comenta la directora de Catalyst. El gran paso que se debe dar en la región latinoamericana, agrega, está relacionado con la aparición en escena de inversionistas locales, que estén dispuestos a apoyar a los emprendedores que lo requieran.

“El futuro del emprendimiento en la región será sólido si se avanza en dos sentidos: la atracción del capital extranjero, algo que hoy ya se está haciendo bien, y la consolidación de la aparición de inversionistas locales”, afirma.  “De eso depende su éxito”.

Carmel pone de ejemplo a Kaszek Ventures, el fondo basado en Argentina que abrieron Hernán Kazah y Nicolás Szekasy, que ha colocado en toda América Latina alrededor de 1,000 mdd en inversiones en empresas.

“Necesitamos más casos como el de Kaszek Ventures; fondos que rompan el gap que hoy existe y que sean capaces de hacer la diferencia; que conozcan lo que se vive en la región, las dinámicas que aquí se tienen y, a partir de eso, vayan avanzando”, concluye Jackie Carmel.

catalyst-casa

Via Forbes México

Add Comment